URUGUAY 1958- 1973 PROPUESTAS PARA ENFRENTAR LA CRISIS ECONÓMICA. Documentos 4 y 5. Tener para la clase!!


4) PROPUESTA GUERRILLERA

M.L.N Documento N° 1 (1967)

I.“Factores o hechos reales básicos que condicionan la estrategia nacional.

  1. crisis económica
  • estancamiento productivo
  • deuda externa
  • presión del imperialismo económico y dependencia (…)
  • Desocupación
  • Aumento del costo de vida(…)
  • incapacidad por parte de las clases dominantes para dar una solución a la crisis (…)
  1. Crisis social
  1. crisis  política
  1. Una minoría -600 familias- controla la mayor parte de los recursos económicos del país, tierra, industria, finanzas, comercio exterior. Esa minoría está representada en el Gobierno por los partidos tradicionales que lo detentan más que mayoritariamente y es una estrecha aliada del imperialismo.

II. Conclusiones generales

  1. La única vía para la liberación nacional y la revolución socialista será la lucha armada. No hay casi posibilidades de radicalización de la lucha de clases que no desemboque en al violencia. Las verdaderas soluciones para nuestro país implican un enfrentamiento directo y violento con la oligarquía y sus órganos de represión. La lucha armada no sólo es posible en Uruguay sino imprescindible: única forma de hacer la revolución. (…)

III.  Las tareas en el frente de masas

  1. Por ahora, el movimiento sindical es la principal forma de organización de las masas uruguayas.
  2. La CNT es el más alto grado de organización lograda por el movimiento obrero en su historia.
  3. además  de los objetivos ya enunciados, serán objetivos del trabajo en el moviendo obrero y en el frente de masas en general:
    1. Llevar al pueblo a las posiciones revolucionarias radicalizando sus luchas. Crear condiciones revolucionarias. Fortificar las organizaciones sindicales.
    2. Proporcionar cobertura, información, medios y hombres para la guerrilla.
    3. Hacer propaganda de la guerrilla y su acción a fin de crear un ámbito favorable lo más amplio posible.
    4. Conectar y coordinar a la guerrilla con todos los sectores del pueblo y sus luchas.”

5) VISIÓN DE LA IGLESIA

Carta Pastoral de Adviento (1967)

El adviento es el tiempo de preparación a la venida del Señor (…) Nos ha parecido aprovechar este tiempo litúrgico para dirigirnos a todos los católicos a nuestra Arquidiócesis, con el fin de reflexionar juntos sobre nuestra misión en la Iglesia en las presentes  condiciones en que vive el pueblo de nuestro país.

Esa mentalidad capitalista, ese imperialismo del dinero denunciado ya por Pío XI ha dividido al mundo en países desarrollados y países subdesarrollados. (…)

Entre estos últimos se encuentra Uruguay (…)

Nuestro país no ha podido superar su dependencia del exterior que, durante años, fue elemento preponderante de su crecimiento económico. Por el contrario, ahora sus exportaciones ya no actúan como al factor dinámico de épocas anteriores y además son insuficientes.

En el sector agropecuario hay importantes problemas relativos al tamaño y forma de tenencia de los predios, un considerable atraso tecnológico y stocks pecuarios que no han evolucionado a un ritmo adecuado a las necesidades del país. Somos en América Latina de los que menos crecieron industrialmente en la última década (…) Nos devora una inflación acelerada de la que algunos obtienen grandes ventajas, mientras otros se empobrecen todavía más. (…)

Los cristianos tienen diversas opiniones y posturas ante la situación social en que vivimos.

Unos, al querer defender valores concretos que consideran ligados a un orden social

determinado, buscan argumentos para defender la paz, condenan toda violencia e identifican sin más toda actitud revisionista con consignas marxistas o planes del comunismo internacional .(…)

Otros cristianos se inclinan por una reforma violenta de la sociedad, pensando que los poderosos nunca cederán voluntariamente sus posiciones de privilegio. A estos queremos recordarles que no se puede aceptar cualquier tipo de revolución por el mero hecho de serlo, y que un cristiano no puede dejar de examinar atentamente  los fines que se persiguen, los medios que se emplean, la situación intolerable, los motivos que la provocan y los daños que causan (…)

Cada uno de los cristianos debe luchar contra todas sus vinculaciones que le atan a un egoísmo personal o de grupo, para que su labor, su profesión, su familia, su negocio, su persona, estén verdaderamente el servicio del Reino, en colaboración con todas las demás personas de buena voluntad.

Nada más alejado de este espíritu de pobreza – indispensable para ser auténticamente cristiano- que el acaparamiento de los bienes que la población necesita.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s